1. Con el Goncourt en manos de Houellebecq uno se levanta en plena forma. Entrevista, noticia,  correctísimas opiniones femeninas para demostrar que ni el autor ni sus libros muerden (probable estrategia editorial para incrementar, aún más, la cuota de mercado). Me gusta el espíritu deportivo que inspira la redacción de noticias relacionadas con los premios literarios.

2. Conversación con un socialista que lamenta la visita del Papa, sus críticas veladas al ejecutivo y al legislativo, la proximidad al Jefe del Estado. “El Antiguo Régimen, el Antiguo Régimen”. Como siempre, estoy a punto de recordarle que sus compañeros de partido pasean por su pueblo cada año conmemorando la resurrección del Cristo (unas dos mil veces, aproximadamente, hasta la fecha y puntualmente).