A continuación podéis consultar la lista de lecturas correspondiente a los meses de febrero, marzo y abril. He incluido una lista de lecturas complementarias para aquellos que deseen profundizar en el autor, la época o los temas tratados en el título propuesto. Así mismo incluyo una reseña bibliográfica de libros interesantes para aquellos que quieran familiarizarse con la crítica literaria y la teoría de la literatura.

Bibliografía general:

Lecturas de ficción contemporánea, de Kafka a Ishiguro, Javier Aparicio Maydeu. Editorial Cátedra. 720 páginas. Para mí es un título de referencia. Está compuesto por estudios y reseñas de autores del siglo XX. Es ameno y riguroso.

Manual de crítica literaria contemporánea, Fernando Gómez Redondo. Castalia Universidad. 502 páginas. Este autor me acompañó durante unos meses. Leía su enciclopédica obra Historia de la prosa medieval castellana, editorial Cátedra, 4 volúmenes, 3558 páginas. Vosotros mismos.

Teoría literaria, René Wellek y Austin Warren. Editorial Gredos, 428 páginas. Un clásico de los estudios literarios. Podría ser el libro de cabecera de un lector comedido, probo, sobrio y tocado con alguna prenda típicamente anglosajona. Para leer después de comer con un café y pastas.

Manual de teoría de la literatura, Fernando Cabo y María do Cebreiro Rábade Villar. Castalia Universidad. Es un manual propiamente dicho. Como libro de consulta es correcto. Algunos ejemplos inapropiados.

17 y 24 de febrero. El libro negro, Orhan Pamuk. Editorial Alfaguara, 578 páginas.

Orhan Pamuk es uno de los mejores escritores vivos. Aunque le concedieron el Premio Nobel se trata de un prosista genial. A mí me interesa mucho el uso que hace de la memoria como matera prima narrativa, su capacidad para llevar al campo de la literatura las fortísimas tensiones sociales de la sociedad turca (de tipo religioso, político y económico) sin ser moralista y sobre todo sin aburrir. En realidad me seducen sus historias. Alguno de vosotros ha leído Nieve. Lo ideal sería llegar a estas sesiones con un par o tres de títulos leídos además de El libro negro. No lo digo a modo de boutade sino porque creo que enriquecería mucho la sesión. He leído (casi) todo de este autor turco (me falta lo que todavía no ha publicado), merece la pena.

Además podríamos compararlo con el texto de Nafisi, Leer Lolita en Teherán, en cuanto a la situación de la mujer. En mi opinión la narrativa de Pamuk es deudora de Proust. Al menos en El libro negro. En Nieve y El Museo de la Inocencia emplea una prosa con predominio de elementos transicionales que hace su lectura más rápida pero no menos interesante. Es decir, comparar (si se ha podido leer) el estilo narrativo de Pamuk en estas obras.

Lecturas complementarias:

Nieve, Orhan Pamuk.

Estambul, ciudad y recuerdos, Orhan Pamuk.

La vida nueva, Orhan Pamuk.

Contra Sainte-Beuve, recuerdos de una mañana. Marcel Proust.

3 de marzo. El paseo, Robert Walser. Editorial Siruela, 79 páginas.

Walser es un outsider. Otro, exclamará Manuela. Sí, te contesto, pero no tanto. A Félix le encantó esta obra. Recomiendo su lectura por las siguientes razones:

1. Walser es uno de los mejores escritores de principios del siglo XX. Si Kafka nos mostraba los aspectos temibles y diabólicos de la burocracia, ponía sobre la mesa la extraña relación Padre-hijo, se declaraba un escarabajo o insecto a la vista de los demás, protestaba por su judaísmo y terminaba su vida enviando a las llamas todo el material narrativo, Walser será un observador agudísimo de la realidad. Nos mostrará, como un pintor flamenco, detalladísimas escenas y personajes. Nos invitará a introducir la imaginación en las cosas que pasan delante nuestro. Sí, se parece a un judío errante, sin patria, lleno de ironía.

2. Hemos leído a Stifter. A mí me dio la sensación de que algunas cosas quedaron en el tintero. Es uno de los problemas del formato Taller de Literatura vs. Seminario académico. Si nos pusiéramos muy serios y actuáramos con rigor y circunspección a imagen y semejanza del profesor Meili leeríamos a Stifter, después a Walser, más tarde Kafka, luego Arno Schmidt, Peter Handke y Sebald. Porque la lectura de autores u obras aisladas nos procura entretenimiento, tema de conversación para solaz de una concurrencia nocturna rebosante de anécdotas jurídico-financieras pero quizá huérfana de noticias literarias, quizá placer, aburrimiento o incluso indignación (recordad, algunos, El gaucho insufrible). Pero solo la vertebración de nuestro acervo literario mediante la elaboración de un discurso da pleno sentido a nuestro esfuerzo (y este es mayúsculo, lo comprobareis cuando Tomás os envíe la lista de libros leídos hasta la fecha en el Taller). Quiero decir que estos autores de lengua alemana tratan los mismos temas: la soledad del paseante, la naturaleza como elemento extraño, la observación como elemento previo a “dar nombre a las cosas” que equivale a “descubrir” el mundo (desplazar el velo que lo cubre y ver el “mostrarse” de las cosas). Y encima con Walser te diviertes. Poco a poco los conoceremos a todos.

Lecturas complementarias:

La tarde de un escritor, Peter Handke.

Un hombre que duerme, Georges Perec. (Escritor genial cuya obra monumental es La vida instrucciones de uso)

El chino del dolor, Peter Handke.

El sendero del bosque, Adalbert Stifter.

El brezal de Brand, Arno Schmidt.

El paseante solitario, W.G. Sebald.

10 de marzo. Película a determinar.

17 y 24 de marzo. Rojo y negro, Stendhal. Cátedra, 619 páginas.

Hemos frecuentado a Dostoievski y Turgueniev. Conocemos una pequeña muestra de Balzac. Otro paso más, un Stendhal. Abrid un cuaderno, yo lo hice hace tiempo, y apuntad lo que leéis del XIX. Autor, título, año. Dentro de cinco o diez años, sin riesgo de atragantamiento, podemos conocer el siglo literario por excelencia y, entonces, ser como los franceses. (Yo siempre quise ser francés).


Lecturas complementarias:

La cartuja de Parma, Stendhal.

31 de marzo. Película a determinar o sesión de poesía leída.

14 de abril. Orlando, Virginia Woolf.  Alianza Editorial, 225 páginas.

Lecturas complementarias:

Una habitación propia, Virginia Woolf.

21 de abril. After dark, Haruki Murakami. Tusquets editores, 248 páginas.

28 de abril. Película a determinar.


5 de mayo. La balada de Iza. Magda Szabo.

Anuncios