En los días difíciles no se puede pasar sin filosofía. Los días fáciles son morales, rebosantes de conductas ajustadas a la ética.

El aforismo es el arte de encapsular la verdad. A diferencia de la poesía, el aforismo reduce la interpretación, contiene el verbo y ata los sentidos.

El poeta duda su rumbo en el mar de la palabra.

Anuncios